Aeropuerto de la Araucania. CLAS realiza proyecto de Electricidad, Iluminación y ayudas visuales a la Navegación.


Tras 84 años de funcionamiento, el antiguo aeródromo de Maquehue, ubicado a tres kilómetros de Temuco, fue reemplazado oficialmente por el moderno Aeropuerto de La Araucanía, ubicado en la comuna de Freire. El nuevo terminal posee una pista de 45 metros de ancho y 2.440 de extensión que permitirá el arribo de aviones Boeing 767 y Airbus 320, convirtiéndose en el segundo centro aeroportuario de carácter internacional en Chile.

El rol de CLAS

La construcción del Aeropuerto de La Araucanía fue adjudicada mediante licitación pública a la Empresa Constructora Belfi, la que a su vez asignó a la empresa CLAS Ingeniería Eléctrica S.A. el desarrollo de la ingeniería de detalle de las instalaciones eléctricas y la proposición de las obras civiles asociadas a los sistemas aeronaúticos de este proyecto.

Posteriormente, la Dirección General de Aeronaútica Civil (DGAC) llamó a licitación por el Servicio de Instalación de los Sistemas de Ayuda a la Navegación Aérea, trabajo que también fue adjudicado a CLAS y que contempló los Sistemas de Radio Ayudas (Sistema DVOR/DME y Sistema ILS CAT III B), Sistema de Ayudas Visuales, Sistema de Meteorología y Sistema de Comunicaciones.

Cabe destacar que el Sistema ILS CAT III B es el segundo que se instala en el país y que, en conjunto con los otros mencionados, cumple con los requisitos operacionales necesarios para conformar una pista CAT III B, lo que permite la aproximación de precisión de aeronaves (OACI) con una visibilidad de hasta 50 m. Adicionalmente a los trabajos mencionados, CLAS suministró los equipos de iluminación, tableros eléctricos fabricados en su propia fábrica en Santiago y los materiales necesarios para las distintas instalaciones. A esto se sumó también la gestión y el control de los sistemas de iluminación y climatización del lugar.

“Hemos diseñado e implementado va- rias obras, en las cuales incorporamos gestión energética, siendo este proyecto la tercera experiencia en obras de este tipo”, explica Jaime Hurtado, Jefe del Area Iluminación de CLAS Ingeniería Eléctrica.

Según el ejecutivo, el gran reto de este proyecto en materia de diseño e im- plementación fue respetar los criterios de iluminación de los arquitectos. “El diseño mantiene un concepto de ‘flota- bilidad’ del cielo, ya que la iluminación general de la terminal está basado en una iluminación indirecta”,explica Hurtado.

Automatización y eficiencia

El sistema de iluminación se integró con una plataforma de control para la iluminación y climatización bajo el protocolo KNX, que es un estándar abierto, flexible y moderno, con total prescindencia de marcas. Para implementar esta tecnología, se optó por los productos de la marca alemana JUNG. “Todas las áreas comunes de circulación dentro del recinto son manejadas de manera completamente automática; es decir, si hay personas presentes, las luces se encienden o si la luz natural no es su- ficiente o adecuada, también se prenden los focos interiores”, explica Hurtado.

“El manejo del clima interior funciona de la misma manera a través de sensores especiales que se activan o desactivan a horas determinadas”, añade el especialista, agregando que “las ventajas de esta tecnología radican en brindar una alta disminución del consumo energético, simplificar la operación del terminal y desligar a los operarios de la obligación de activar o desactivar sistemas”.

El sistema de iluminación inteligente basa su lógica en la integración de sensores de luminosidad, los cuales están presentes en todas las áreas comunes, mientras que para recintos cerrados existen comandos manuales integrados al sistema de control.

Cabe mencionar que el proceso de la climatización se logró manejando 30 unidades de Fancoil y seis UMAs, cuatro para inyección/extracción y dos solo para inyección. “Este sistema permite registrar parámetros de temperatura y calidad del aire”, puntualiza el ejecutivo. “Además, el protocolo KNX es tan eficiente que se puede ir habilitando áreas por partes, sin la necesidad de tener el sistema operando de forma integral”, agrega.

Respecto a la pista, la tecnología utilizada permite operar bajo cualquier condición climática, algo que no ocurría en el antiguo aeropuerto, especialmente durante las mañanas, cuando la visibilidad era escasa.

“De acuerdo a aspectos técnicos y las normas exigidas actualmente a nivel local, no tengo dudas de que el Aeropuerto de La Araucanía constituye hoy una de las terminales aeroportuarias mejor iluminadas del país”, concluye Hurtado